EcoRopa: El impacto emprendedor de Súmate que se la juega por el reciclaje

Publicado el 05/08/2020

Justo ahora que entra en vigencia la ley que prohíbe la entrega total de bolsas plásticas en nuestro país, el equipo seleccionado para el fondo concursable “Suma tu impacto emprendedor” se ajusta plenamente a esta iniciativa ya que su proyecto crea bolsas reciclables y rediseña ropa usada aportada por la comunidad.

EcoRopa es proyecto innovador de jóvenes del Programa Socioeducativo (PSE) Zona Sur de la Fundación Súmate, que se adjudicó el fondo de 5 millones de pesos para instalar el reciclaje en su comunidad y acabar con los estereotipos de la ropa. Se sabe que la industria textil es una de las más contaminantes del mundo, por lo que la meta de reutilizar prendas que se han dado de baja, con nuevos diseños, motivó a este grupo de 5 jóvenes a hacer algo al respecto.

Deisy Contreras, Tomás Soto, Daniela Valenzuela, Karol Contreras y Anita Navarrete fueron apoyados en la etapa de postulación por Alicia Cárdenas, como mentora, y por las tutoras Francisca Vásquez y Millaray Meza, además de la asistente administrativa Cecilia Zúñiga. Ahora, ellos inician una nueva etapa de capacitación en que van a invitar a más jóvenes de la Zona Sur (Puente Alto, La Pintana y La Granja) a participar en EcoRopa.

“Siempre me ha gustado la ropa y emprender, incluso tengo una tiendita en Instagram (@sailen.store), donde vendo e intercambio prendas, por eso estoy muy contenta de que EcoRopa haya resultado favorecido con este fondo concursable porque todo lo que aprenda acá me va a servir para el futuro”, dice Daniela Valenzuela (20), estudiante de Gastronomía en Duoc UC y participante del Programa Socioeducativo (PSE) Zona Sur de Súmate desde hace un año.

Explica que estudió en un liceo técnico gastronomía y, por eso, al egresar no pensó demasiado en sus opciones y decidió continuar estudiando lo mismo en el Duoc, pero “sin ser mi carrera favorita”, aclara. Antes del liceo, estuvo en la escuela Betania de la Fundación Súmate ya que había sufrido rezago escolar.

“Postulé al PSE y me ha servido un montón ya que no tenía gratuidad, entonces me asesoraron para seguir estudiando en el Duoc sin deuda y no tener que pagar el CAE por cinco años. El programa me ha ayudado mucho también para el desarrollo personal ya que siempre me motivan a salir adelante. Ahora con este proyecto de EcoRopa me siento más que animada y esperanzada”, agrega Daniela.

Alicia Cárdenas, jefa de vinculación con la comunidad de Fundación Súmate y mentora del proyecto, cuenta que el equipo de Daniela inicialmente presentó tres propuestas: una relacionada con la estética, otra de producción de eventos y EcoRopa. “Finalmente optaron por este último ya que era lo que más los motivaba y eso me pareció muy valioso. Además, a nosotros como fundación nos abre una nueva área, ya que siempre la estética y la gastronomía son los oficios más demandados por las escuelas y los programas. Entonces, acá hay otra mirada posible para desarrollar sus habilidades”, explica.

Destaca el compromiso de todo el equipo en todas las instancias de trabajo y el rol activo de la jefa del PSE Zona Sur, Angelina Astete. “Ese respaldo, sin duda, ha sido fundamental. Se generaron muchas redes de apoyo y los jóvenes se interiorizaron en profundidad sobre la temática y el rubro que van a desarrollar”, precisa.

EMPRENDER EN TIEMPOS DE PANDEMIA

Deisy Contreras (21), otra integrante del equipo, estudia técnico audiovisual en el Duoc UC y siempre ha querido tener un emprendimiento propio. A través de una amiga llegó al PSE y dice que está muy entusiasmada con EcoRopa aunque ella se inclinó al principio por el proyecto de producción de eventos. “Ya estamos preparándonos con los chiquillos con todo, por mi parte, estoy haciendo el bosquejo de cómo podría ser el logo de la marca EcoRopa en la parte de marketing, pero también voy a cooperar con lo que sea necesario: buscar ropa, escogerla, cocer, cortar”, dice.

Su hermana, Karol Contreras (23), también se sumó al equipo ya que a raíz de la pandemia quedó de brazos cruzados. “Trabajaba en el puesto de una amiga en la feria, pero lo cerró”. Le interesa mucho el reciclaje y la elaboración de bolsas de género, especialmente ahora que van a ser más demandadas. “Están de moda ya que se prohibieron las bolsas plásticas, se pueden hacer productos con diseños más bonitos. Siempre me han gustado las manualidades”, cuenta.

Ambas hermanas son diabéticas y viven con su mamá y su abuela. Todas son del grupo de alto riesgo con el coronavirus. “Vivimos en Puente Alto, además, donde hay muchos más contagiados”. Para ellas ha sido muy importante estar en este proyecto durante los meses de cuarentena y lo consideran como un gran aprendizaje en todo lo que vayan a hacer en el futuro.

Saben que emprender es difícil y más aún, en tiempos de pandemia. Pero eso no les impide soñar y trabajar para lograr sus metas. Alicia Cárdenas afirma que Fundación Súmate tiene el firme propósito de entregarles herramientas y facilidades a estos jóvenes para que puedan sobrellevar de mejor manera su proyecto en este complejo contexto.

Lo que no falta son las ganas y el entusiasmo. Daniela Valenzuela cuenta que ya se anotó en su equipo para trabajar en todas las áreas: redes sociales, diseño, confección, fotografía y hasta modelaje. “Fue bacán quedar seleccionados porque nos abre otra puerta de oportunidades. He aprendido mucho hasta ahora. Me gusta la idea de vender cosas hechas por mí, quiero a futuro dejar una pequeña huella”, señala con una amplia sonrisa.

 

 

 

 

 

 

Más Noticias